sábado, 15 de agosto de 2009

24. Navegando el Water Lilly

Fuimos invitados a pasar un día navegando en la bahía Chesapeake abordo del "Water Lilly", el barco de Jeff y tía Lilly. También nos acompañaron la familia Berrocal-Alfaro y los padres de Gaby. Había que trasladarse a Saint Michaels (a 2 hrs. de DC) y luego tomar un taxi acúatico que nos llevara hasta el barco, pues como este es de calado medio debe mantenerse a cierta profundidad.

"Water Lilly" cuenta con tres plantas. En la primera se encuentra la cocina, sala - comedor, el baño y una habitación para dos personas. En la segunda planta está el cuarto principal, una terraza cubierta y una al aire libre. Finalmente está el cuarto de control, el bote por aquello de una emergencia y suficiente espacio para tomar el sol.

Jeff navego por una ramificación de la bahía para conocer la casa y varios de los parajes que se utilizaron para filmar la película "The wedding crashers", hasta llegar a un lugar calmo donde anclamos para intentar nadar y pescar. Ninguna de las dos cosas logramos, pues no pudimos librarnos de las medusas y la "piscina para río" que nos protegía de ellas tenía un agujero. Sobre lo otro, ya se imaginaran la suerte de un pescador aficionado.

De regreso, Jeff se arriegó a entregarme el timón por una media hora, mientras el descansaba un poco y me permitía cumplir un sueño que se traslucía por la camiseta. La cosa no era tan sencilla como mover el timón de un lado para el otro, pues había que estar pendiente del sonar para no encallar o "jalarse otro tipo de torta". Al inicio todos estuvieron de acuerdo en que navegaba como un marinero borracho, pero al rato logré acostumbrarme a los instrumentos y a la sensibilidad del timón, así que regresamos a salvo. Finalmente, Jeff se encargó de acercarnos al puerto y de bordear los barcos anclados.

Aquel fue un relajante fin de semana y el primer viaje en barco de Matías.

http://picasaweb.google.com/moragcr/WaterLilly

23. En el día de las Madres: gracias Dios por la mía.


Tuvimos la alegría de que mi madre nos pudiera acompañar por todo el mes de julio. Era un viaje que se merecía hace mucho tiempo, pero hasta ahora se pudo dar.

No puedo negar qu me preocupe mucho por su viaje: venía sola, hacía escala en un gigantesco aeropuerto y el idioma podía ser un escollo. Así que hasta le envié mi celular para que una vez que entrara a espacio estadounidense lo encendiera y me avisara como le había ido. Pero olvidé algo muy importante: que fueron nuestros padres los que nos enseñaron a caminar, a comer y a defendernos del entorno.

De niño fui un "mamitas", como me decían mis primos, pues no me separaba de la falda de mi madre. Así que ella tuvo que enseñarme a ser independiente, a valerme por mí mismo, a no llorar cuando no veía su rostro a la salida del kinder porque se había retrasado en el trabajo y a "levantarme" de nuevo cuando las cosas me salían mal. Si ella había podido a enseñarnos eso, claramente que viajar sola era "pan comido".

La pasamos muy bien con ella y sé que disfrutó al máximo su estadía. Me la hubiera querido dejar por acá, pero también tengo que compartirla con mi querida sobrina Paola, mis hermanos y sus responsabilidades en CR.

Le doy gracias a Dios por mi madre; le pido para que me la conserve por mucho tiempo y me permita darle todo lo que este a mi alcance. La mía fue una mujer valiente que sacó adelante a tres hijos, siempre trabajando de pie y con un salario mínimo. Pero en nuestro hogar siempre hubo amor, alimento, vestido y regalos en cada fecha festiva. Nos dio lo mejor y todas las comodidades para estudiar una carrera universitaria, para que en nuestra vida se abrieran un sin fin de oportunidades que ella nunca tuvo.

Gracias madre, te amo mucho. Felicidades en tu día.


http://picasaweb.google.com/moragcr/MamiEnDC

lunes, 29 de junio de 2009

22. La esperanza tiene nombre

Hace más de 30 años, según mi madre, hablarle a un vientre en crecimiento era una gran locura. Para mí conlleva una mezcla de fe y de esperanza cuando aún no has visto lo que hay dentro.

A inicios de este mes estuve en cuerpo presente en uno de los ultrasonidos. Muchos de ustedes entenderán lo que se siente ver por primera vez esa pequeña personita, moviendo una mano alrededor de su cara y poniendo la otra detras de su cuello (justo como acostumbro dormir!!!).
De esta forma la tecnología nos permite tener una mayor convicción de lo que esperamos, recortándo el tiempo de espera. No obstante, ese día no pudimos constatar con certeza si debíamos comprar un pequeño vestido floreado o un diminuto pantalón con su camisita de vestir.

Todo quedó para el próximo ultrasonido, pero este tocaba en CR. Eso sí, las conversaciones "con el ombligo" se volvieron más frecuentes y en las últimas semanas eran respondidas con algunos movimientos.

Podrán imaginarse como esperé la llamada, luego del último ultrasonido, para saber que el bebé estuviera bien y si su pudor lo permitía, nos diera chance de poder determinar su sexo. Al fin el teléfono sonó y lo primero que Ericka dijo fue: "ya podés ir; comprá unos taquitos de fútbol".

La esperanza tiene nombre: Matías, quién ya tiene 5 meses de gestación.

martes, 2 de junio de 2009

21. De paseo por Alexandria


Uno de los sitios visitados con nuestra amiga brasileña fue la ciudad de Alexandria, que anteriormente pertenecía al Distrito de Columbia, la cual fue fundada a mediados del siglo XVIII y es uno de los principales sitios turísticos de la ribera del Potomac.

Sus viejas edificaciones, restauradas para ser utilizadas por el comercio, a lo largo de "King Street" pueden ser recorridas en un trolebús que tiene como última parada el antiguo muelle, el cual fue utilizado para el transporte de bienes de las antiguas colonias.

Un simpático residente de la zona, quién toca melodías con copas llenas de agua, se ha convertido en una de las atracciones del "water front", de hecho, exhibe con orgullo una copia de la entrevista que le hizo la "National Geographic".

video

Cuando recorríamos la calle principal en busca de una tienda, un estruendo nos asustó. Ericka pensó que había caído un relampago, pero se trataba de una motocicleta con motor V8, que había acelerado para llamar la atención mientras se parqueaba. A esta le seguía una pequeña carabana y por supuesto yo dejé a que las chicas siguieran viendo los comercios mientras yo me "limpiaba las babas". Que ganas me dieron de poder andar en estas tardes soleadas con mi antigua Honda Rebel.

Otras fotos: http://picasaweb.google.com/moragcr/Alexandria


video

20. Costa Rica - Brasil



La semana pasada tuvimos la visita de una compañera de trabajo de Ericka, que por casualidades de la vida lleva el mismo nombre, pero sin k. En realidad, la "delegación" se conformaba por 5 brasileños que venían por asuntos de trabajo, pero solo esta compañera pasó el fin de semana en nuestro apartamento. Así que tuvimos un poco de español matizado con portugués.

A Erica le hicimos un itinerario apretado para que aprovechará al máximo su estadía y conociera los lugares que más le llamaban la atención, así que este último fue un fin de semana de paseo.

Creo que ella quedó feliz de hospedarse con nosotros pues nos invitó a visitarla, aunque sea en el 2014, cuando la ciudad de Sao Pablo sea sede del Mundial de Fútbol (ya tenemos que empezar a ahorrar!!!).

Más fotos en http://picasaweb.google.com/moragcr/CRBrasil

jueves, 14 de mayo de 2009

19. De mudanzas y antojos...

Me disculpo por mi prolongada ausencia, debido al pináculo que alcance en el anterior "spot", pero acá estoy de regreso.

A inicios de mayo nos mudamos a un primer piso, para que Ericka no tuviera que subir escaleras. El condominio aceptó cambiar el contrato sin penalizarnos y nos dieron un apartamento más grande, con garaje propio y casi al mismo precio. Lo divertido del asunto es que tuve que encargarme por mis propios medios, o más bien por mi propia fuerza, de la mudanza. Las empresas que ofrecen el servicio de mudanza cobran entre 150-200 dólares por hora, con un mínimo de 4 hrs. Como la nueva residencia se ubicaba a solo 100 metros y dado que el esposo de una compañera de trabajo se ofreció a ayudarme, decidí alquilar una camioneta en "U-haul" para transportar el mobiliario básico que tenemos. Todo parecía arreglado.

No obstante, la empresa no aceptó mi licencia de CR a la hora de retirar la camioneta (todavía estaba en trámite mi permiso de conducir), el apartamento nos lo entregaban a medio día y el esposo de mi compañera solo podía ayudarme en la mañana. Para terminar completar la escena, Gaby y Alejandro habían comprado casa y se estaban mudando esos mismos días. Así que con paciencia y resignación empecé a desarmar cada uno de los muebles (esa es la ventaja de los muebles de IKEA) y hacer pequeños viajes desde nuestro antiguo tercer piso hasta nuestra actual residencia. Hice alrededor de 25 viajes entre muebles, maletas y demás cosas; puedo decir que le hice la competencia a esa compañia pues literalmente "yo jalé las cosas" a pie. A las 8:30 pm practicamente estabamos trasladados, pero nos hacía falta algo escencial para pasar esa primera noche, el colchón, lo único que no pude trasladar por mis medios dado su volúmen y su peso. No se imaginan quién termino ayudandome esa noche: mi jefe en el BCCR, quién había viajado por asuntos de trabajo y estaba hospedado a solo unas cuantas cuadras. No se imagan la pena que sentí al llamarlo y pedirle el favor, pero dada su cortesía se convirtió en la ayuda menos pensada y valiosa de esa mudanza.

Menos de una semana después y con la ayuda de Dios, ya estabamos usando el garaje, ante una oportunidad que también se presentó en el momento menos pensado y luego de haber visto una infinidad de vehículos.

Por dicha los antojos de Ericka aparecieron hasta hace poco, cuando ya disponemos de medio de transporte, porque para satisfacer el primero de ellos tuve que desplazarme más de 5 millas al establecimiento más cercano de una cadena de "rollos de canela". Bueno, debo señalar que para este y los otros antojos que se han presentado, "doña Gipi" ha sido de gran ayuda (como le llama la sobrina de Gaby al GPS o sistema de posicionamiento global) para ubicarme con las direcciones. Así que ya con carro, licencia del estado de Maryland en mano y con "doña Gipi" a bordo, tenemos luz verde para recorrer este país.

Los dejo con una foto con 16 semanas de embarazo.

miércoles, 15 de abril de 2009

18. Esperanza en Primavera

Esta primavera será inolvidable. No es la primera, pero las circunstancias me han permitido vivirla de una forma diferente. He aprendido a observar pacientemente como los árboles florecen y sus ramas se van cubriendo de hojas; como los bulbos dan paso a un tallo del que brotan tulipanes con los colores más sorprendentes; como las aves van construyendo sus nidos y alegran las mañanas con sus cantos; he aprendido a disfrutar de ese fresco rocío matutino que permite que la naturaleza reflorezca.

La obra de Dios encierra tantas enseñanzas, que con la observación de la naturaleza me he vuelto más sabio. No hay mejor forma de entender que nuestra vida pasará por épocas difíciles que observando la desnudez de los árboles, lo monótono del paisaje y la crueldad del frío en invierno. Momentos en los cuales serán escasas las buenas noticias, las oportunidades y nuestra vida pareciera que no termina de salir de una para entrar en otra situación aún más difícil. Es en las últimas semanas de invierno cuando más frío hace, en palabras de Isaac Felipe Azofeifa: "nunca es más oscuro que cuando va a amanecer".

Por eso es que la primavera es una época de esperanza, cuando de la tierra desolada por la nieve renace la vida y los campos se cubren de miles de colores; cuando los árboles renuevan sus hojas y los animales saben que la época de bonanza ha llegado. Esa es nuestra vida cuando todo sale bien, los sueños se realizan y las metas se cumplen. Pero no hay que olvidar que hay un ciclo y por eso los animales guardan en época de abundancia para el próximo invierno.

Esta primavera ha traido un nuevo significado de "esperanza" a mi vida: voy a ser padre, pues un corazoncito late con fuerza en el vientre de Ericka!!! Este bebé es un beso del cielo, "soplado de la mano de Dios".

No importa cuanta nieve caiga, cuanto frío haga o qué duración tenga el próximo invierno, en algún momento la primavera volverá a cubrir de verde los campos y mi esperanza será aún más grande, pues para ese momento una nueva vida estará entre mis brazos.

lunes, 13 de abril de 2009

17. Semana Santa... trabajando

Estos fueron los primeros jueves y viernes santos que pasé trabajando. En esta ciudad tan cosmopolita, donde convergen tantas nacionalidades como religiones, las celebraciones religionas pasaron desapercibidas. Ni siquiera la "Pascua" tuvo un lugar preponderante en la ciudad y sus alrededores, pues para ser sincero, lo único que vi en alusión a la fecha fueron los chocolates en forma de conejo que en el supermercado se vendían en rebaja.

Si bien la mayoría de representaciones en los países latinoamericanos cerraban desde el miércoles al medio día, en el "cuartel general" esos días transcurrieron como cualquier otros: mis vecinos del frente corriendo con los preparativos de la reunión internacional que tienen esta semana (ellos trabajan para el área del Caribe), mientras que yo coordinaba con Fazia y Rosina algunas tareas pendientes.

Por cierto, el miércoles pasado (8/4/09) Fazia - que es la economista encargada de CR - nos invitó a cenar a su casa. Preparó una de las pastas que más le gusta y como no recuerdo el nombre en italiano, les cuento que era una pasta con berenjera en una salsa de tomate especial.

El clima del fin de semana tampoco incitó mucho para salir. Una lluvia leve pero constante cayó desde el sábado en la mañana y el domingo aunque estuvo despejado, el viento era fuerte y frío. Dadas las circunstancias, decidimos realizar el curso de "alcohol y drogas" necesario para sacar la licencia de conducir. La idea me parece muy buena, concientizar sobre la mezcla fatal de alcohol y volante; no obstante, fueron las tres horas más aburridas que he pasado hasta el momento.

Bueno, sería injusto decir que las tres horas completas fueron terribles, pues el instructor hacía lo posible por hacer amena la clase, pero el tema y los recursos didácticos empleados eran - en términología del curso - un cóctel de somniferos. Con el perdón de mis colegas que imparten ese curso, algo así como cuando matriculé historía del pensamiento económico un viernes a las 7 p.m.
Lo que pasa es que los videos que nos proyectaron fueron filmados en la década de los 70, y los actores usaban la misma ropa y peinados que tiene mi madre en sus fotos de soltera; además el material escrito eran fotocopias de hojas escritas a máquina. No quedaba duda, que la "escuelita" de manejo de mi zona se quedó estancada en el tiempo. En ocasiones me pregunto si mi blog sufre del mismo problema, ¿quién mete a un economista a escribir de la vida?...

domingo, 5 de abril de 2009

16. "Cherry Blossom Festival"



El fin de semana ocurrió uno de los grandes eventos de primavera en D.C, el "National Cherry Blossom Parade". Hago un resumen ejecutivo para que sepan de que se trata: en 1912 el gobernador de Tokyo le regaló a la ciudad de Washington árboles de cerezo en un esfuerzo por mejorar las relaciones Japón - EEUU. A partir de esa fecha, más donaciones de árboles se siguieron recibiendo y plantando alrededor del Tidal Basin del río Potomac. Así que esta actividad se lleva a cabo cuando llega la primavera y los árboles de cerezo florecen.

El sábado (4/4/09) se realizó el tradicional desfile sobre "Constitution Avenue" por lo que asistimos con sillas plegables, cámara, agua y un paquete de galletas Julieta, que trajo Er de CR. Desde que partimos de nuestra estación de metro, previmos que el asunto iba a estar concurrido. Por dicha, la nuestra es la primera estación - la última para los que viven en el "downtown"- por lo que viajamos cómodos y no tenemos que pasar las peripecias de los demás cuando deben sortear los coches de niños, las bicicletas y la apretujazón que se arma cerca de las puertas.

El desfile iniciaba a las 10 a.m. pero tomando en cuenta que vivimos a 45 min, el sábado se duerme un poco más y tenemos "genes ticos", llegamos cuando el festival tenía una hora de iniciado. No obstante la llegada tardía, logramos un palco inmejorable: una macetera de metro y medio de altura que nos permitió abrir las sillas plegables y compartir el espacio con dos prójimos más. Bien lo señala el dicho popoular: "no hay que llegar primero, sino saber llegar".

Luego de que acabara el desfile, los concurrentes rompieron filas y tomaron el "National Mall" y sus cercanías. Nosotros nos dirigimos primeramente al jardín del castillo "Smithsonian" y luego a los alrededores del monumento a Washington, para dar un recorrido entre los árboles de cerezo.

El día era perfecto para pasar el resto de la tarde en el "National Mall" - el equivalente a la Sábana de mi Tiquicia. Nos lamentamos no haber previsto traer sanguchitos y otras provisiones, pues cerca nuestro se instaló una familia india con sus sandwich en bolsa plástica y más allá una familia con mesa plegable y hielera de 60 galones, así que nos tuvimos que conformar con los "perros calientes" comprados en el kiosko de comidas. Ya apunté en la lista de compras el manteado y la "cesta" térmica para la próxima.

De regreso, a las 4 p.m. y con la máxima temperatura, se formó una fila de casi una cuadra solo para ingresar al metro, lo que implicaba que la cola era de almenos 3 cuadras más bajo tierra. En esos momentos afloró la "malicia indígena" de este Zorro, pues decidimos tomar un metro-bus que nos llevó a varias estaciones que tomaban otro recorrido alterno, así que pudimos regresar a casa sentados y evitando la estaciones congestionadas.

Para ver más fotos, pueden visitar:
http://picasaweb.google.com/moragcr/CherryBlossomFestival

domingo, 29 de marzo de 2009

15. Quince días solito!!!

No había hecho ninguna actualización debido a que los últimos quince días han sido muy monótonos. Desde que Er partió para Costa Rica el 16 de marzo, no he hecho más que ir a trabajar y volver a la casa.

Estoy seguro que se preguntarán como he subsistido estas dos semanas, principalmente por la comida, pero no deben olvidar que hace una década viví solo por un año y aprendí a cocinar, bueno, en esa ocasión a subsistir fuera de las faldas de mi madre. Er dice que las cosas me quedan muy bien cuando cocino, porque tengo buen tacto para sazonar la comida. No crean que algunos días la pereza no me vencía y la comida congelada tenía sus "noches estelares", pero esas ocasiones fueron las menores.

La semana pasada tuve un antojo de carne roja, por lo que compré dos "steak" de media libra cada uno. Los sazoné con aceite de oliva, salsa inglesa, "especias italianas", pimienta y sal de ajo. Unas rodajas de cebolla acompañaron la cocción. Terminaron de completar el plato un poco de "wild & whole brown rice" con varias tajadas de tomate. No era algo muy gourmet o demasiado elaborado, pero con solo acordarme creo que hoy voy a repetir la experiencia con la otra media libra de carne que tengo adobada en el refrigerador.

Las únicas dos actividades que rompieron la monotonía de estas semanas fueron el domingo pasado (22/3/09) y este fin de semana. En la primera ocasión, Gaby me invitó a celebrar el cumpleaños de Alejandro y compartí con ellos, sus tíos y algunos primos. También ayer, que para observar el partido México-Costa Rica, Alejandro acondicionó una "platea mundialista" y Gabi se encargó de preparar algunas bocas, carne y yuca. Apesar de la pérdida de la Sele, la pasamos muy bien y luego disfrutamos del sufrimiento gringo cuando perdía por dos goles ante El Salvador y de su repunte para empatar.

lunes, 16 de marzo de 2009

14. De cumpleaños

La semana pasada fue intensa. No solo estaba de por medio mi cumpleaños, sino también el viaje de Er a Costa Rica y las pruebas aptitudinales que debía rendir a distancia (por la reorganización en que estamos en el BCCR).

Si bien mi natalio era el sábado -el mismo día que el número de esta publicación- este año decidí arrancar la celebración dos días antes. De regresó a casa debía bajarme en la estación de "Tenleytown", ir al supermercado exótico que descubrimos la semana pasada en el cual comprar alguna "delicatessen" y escoger mi queque de cumpleaños. Como es costumbre me dormí en el trayecto y me tuve que devolver dos estaciones. Al final de cuentas me decidí por una torta de frutas, dado que que este año iba a extrañar el pastel que mi prima Lucy siempre me prepara. El establecimiento tiene camarones frescos listos para consumir al instante y debo confesar que no me pude resistir: compre suficiente para la "celebración familiar". Por cierto, ese día aprendí que la fracción -por ejemplo 20/25- que acompañaba el tipo de camarón, se refiere al tamaño. Entre más pequeño este número, más grande el espécimen (la relación con el precio queda clara, ¿o no?).

Esa noche la pasamos con nuestra familia de Maryland. Gaby y Alejandro prepararon unas costillas a la barbacoa que estaban deliciosas e hicieron buena yunta con el ceviche de camarón que Ericka me ayudó a preparar. La partida del queque también sirvió para desearle buen viaje a Jeff, quién volaba hacia Dubai por razones de trabajo. Ericka le pedió un "animalito" característico de esa zona, por lo que no quiero ni pensar donde lo vamos a alojar si Jeff, con lo especial que es, decide cumplir con semejante encargo.

Propiamente el sábado nos fuimos de compras; en esta oportunidad tía Lilly no nos pudo acompañar. No vayan a creer que eran mis regalos, sino más bien algunos encarguitos, unas cositas para llevar y otras compritas para aprovechar el espíritu empresarial de Ericka. Así que a partir del martes 17 pueden acercarse a mi casa en CR, puede ser que también salgan con algunas compritas debajo del brazo: "buy American" -diría Obama.

Gracias a todos por sus mensajes, correos y felicitaciones. El hecho que me tuvieran en mente significa mucho.

domingo, 8 de marzo de 2009

13. "Saprihora" y buen clima

Conección de Repretel por internet $10, caja de bebidas $7, dip de cebolla $3,5, bolsa de tortillas chip $3. Gritar el gol de la victoria de tu equipo, frente a su archirrival y en la "saprihora", no tiene precio!!!

Lo tuve que vivir solo, con la única compañía de mis primos y sobrinos que estaban "conectados" e intercambiando impresiones, pues Er estaba dormida. No obstante, la "fiebre morada" me llevó a probar la conección desde temprano y estar pendiente de los detalles. También tenía la cámara web lista para llamar "al compañero", mi primo Minor, con cualquier gol saprissista pues estaba seguro de un buen resultado para las huestes moradas. En los minutos finales, cuando el "Paté" tomó la bola, encendí el micrófono nuevamente pues todos los ingredientes se presentaban para celebrar: estabamos en los minutos finales, cuando el Sapri suele meter la estocada; jugada de táctica fija, la especialidad de la casa y al frente de la situación uno de los mejores francotiradores del fútbol tico. Fuimos dos los que brincamos en el 540 de la calle Elmcroft: éste enmascarado de ropas negras pero por dentro morado y Er, por el susto antes mis gritos y brincos.

Cambiando de tema, para que mis seguidores liguistas o apáticos al fútbol no cierren el programa, este fin de semana nos trató mejor el clima. La temperatura subió alrededor de los 15º C y en algunas ocasiones hasta los 20ºC, lo cual consideramos el clima perfecto. Hace solo una semana, amanecimos con una de las mayores nevadas de los últimos años.

En la mañana del sábado fuimos al departamento de transporte del estado de Maryland para obtener la licencia, pero primero tenemos que aprobar un curso de 3 horas sobre drogas y alcohol, luego rendir un examen teórico y por supuesto la prueba al volante. Las ventajas que tienen los "candidatos a conductores" en esta área son que nunca se van a encontar con una cuesta como la de Barrio México o la Sagrada Familia - Hatillo y que el 99% de los vehículos son automáticos; así que todo indica que es prueba superada.

Debido a la mejora en el clima inició la inmigración de muchas aves, por lo que es frecuente ver a bandadas de patos salvajes cruzar el firmamento anunciando su paso o pequeñas especies fijando su residencia en los árboles de los alrededores. Ericka cree que un buho está alojado en el pino que está junto a la ventana de nuestro cuarto, así que intentaré logran un buen acercamiento del nuevo vecino.

Les adjunto una foto desde nuestra pequeña terraza, donde ya podemos permanecer sin los abrigos de esquimal.



video

miércoles, 4 de marzo de 2009

12. Noches dedicadas a Dionisio

He logrado relacionarme bastante con tres compañeros particulares: Sebastian, Rosina y Juan Carlos, de nacionalidad peruana, uruguaya y panameña, respectivamente. Como a menudo almorzamos juntos, tratamos diversos temas, que en su mayoria de las veces son superfluos. Hace semanas debatíamos sobre la procedencia de los mejores vinos de acuerdo a su categoría vitivinícola. Cómo no logramos concenso, decidimos realizar reuniones períodicas en diferentes sedes domiciliarias en las que cada uno llevara un vino de determinada categoría y así contrastar opciones. Serían noches de viernes dedicadas a "Dionisio".

La primera sesión se realizó el fin de semana pasado en el apartamento de Sebastian, dado que nadie tomaba la iniciativa Rosina utilizó la táctica de los compañeros de "Juan Santamaría", todos un paso atrás menos el susodicho anfitrión. Además, Sebastian tiene el "depto" más espacioso para estas actividades, según el punto de vista de la fémina del grupo. Además, como buenos caballeros, ella pudo decidir la categoría a degustar: Cabernet Sauvignon.

¡Que problema con la impuntualidad de los latinos! La cita era a las 8:00 pm, por lo cual había tomado las previsiones del caso para el viaje en metro y la distancia a recorrer; solo que olvidé comprar el queso que acompañaría mi vino chileno y debimos detenernos en el recorrido. Me sentí muy apenado al registrarme en el lobby del condominio y apuntar las 8:45 pm. - En honor a la costumbre tica - pensé en voz alta. Gran sorpresa me llevé cuando me percaté que apenas eramos los segundos y la pena se desvaneció cuando los últimos invitados ingresaron con dos horas y media de retraso. El castigo implícito para estos fue perderse de las primeras dos degustaciones.

El mejor de la noche fue el "Catena" argentino que llevó María, con 6 votos de 8 disponibles y por encima de las 7 botellas que abrimos ese día. Cabe señalar que mi amigo "Niebla" tiene razón respecto a los vinos californianos, tengo que quitarles esa "marca negra" que les había puesto.

En el orden usual (país de procedencia): Alberto (Perú), María (Argentina), Germán y Rosina (Uruguay), El Zorro, Sebastian (Perú) y Ericka.

domingo, 1 de marzo de 2009

11. Se aceptan donaciones

Algunos de mis compañeros han criticado el escaso decorado de mi oficina.

-Está claro que a unas cuantas semanas no pretendemos que tengas los dos estantes de biblioteca llenos - dijo uno de ellos cuando llegó a decirme que almorzaramos juntos - pero por lo menos comprate un cuadro.

Las oficinas sin decoración son muy deprimentes, así que ponle algo de color a la tuya - me dijo otra compañera.

Ante la insistencia, decidí pararme en la puerta y utilizar su perspectiva para ver que tanta razón tenían. Pues sí, el edificio del BID ya tiene sus años y aunque el color de mi oficina es agradable, es necesario poner un poco de vida en las paredes, maxime cuando no se tiene una ventana al exterior o al patio central.

Compré un cuadro de los que llamaría motivacional, con un paisaje que refleja la enseñanza del texto que lo acompaña. Cuando media la pared para colocarlo, me percate que el anterior ocupante me dejó un regalo si era capaz de encontrarlo: una pequeña reproducción de la obra de Dalí llamada "Metamorphosis of Narcissus". Así que ya tengo dos cuadros que le quitan la simpleza a mi oficina, aunque me hubiera gustado tener algo más autóctono de mi país.

Así que están notificados, se aceptan donaciones de póster de Tiquicia para llenar dos paredes que todavía tengo vacías (para detalles de la dirección ponerme un comentario).

10. Martes de carnaval

En CR teníamos la costumbre de "visitar" un establecimiento cercano a los tribunales de justicia de Guadalupe, donde la comida y el ambiente permitían que todos los días de la semana se mantuviera con clientela. Creo que Café Citron ha reemplazado ese lugar en estas semanas. Como el martes pasado (24/2/09) recibía mi primer pago, aprovechamos para ir a celebrar el primer mes en estas tierras y disfrutar del programa de "Mardi Gras" que ofrecía aquel lugar.

Anteriormente pensaba que el martes de carnaval era una costumbre que se celebraba solamante en algunos lugares, no obstante, cuando el correo del trabajo se me llenó de avisos provenientes de las oficinas del BID en cada país del caribe y de gran parte de Surámerica, me quedó claro que es una celebración importante en Latinoamérica. Ha de ser que como no celebro la Cuaresma, no me había percatado del asunto.

Al entrar en Café Citron nos percatamos que esa noche había concurso al mejor disfraz; bueno en realidad la traducción sería al atuendo más salvaje de la noche. Como entenderán, ni mi ropa de trabajo ni el frío permitían improvisar algo que nos permitiera unirnos a la festividad, tampoco tenía mi antifaz, capa y sombrero a mano, así que nos limitamos a disfrutar del ambiente. Las gambas al ajillo volvieron a deleitar mi paladar, el cual se ha ido acostumbrando paulatinamente a los diferentes platos picantes que por invitación o decisión propia he degustado. Las diferentes especias y la crema con que vienen los camarones de este plato lo han convertido en mi favorito.

No pudimos quedarnos al concurso, pero sí puedo dar fe que a las 10 pm no había nadie con un disfraz digno de concursar. Creo que estas actividades tienen más seguidores en los estados del sur, Luisiana por ejemplo, donde la temperatura en esta época es más condecendiente con trajes carnavalescos. Me quedó claro que debo al menos andar el antifaz en la bolsa del saco.

martes, 24 de febrero de 2009

9. Días más largos

El viernes pasado me bajaba en la última estación de metro, de regreso a la casa, cuando Ericka me llamó para que me quedara justo ahí. Tía Lilly quería hacer una cena formal y Jeff estaba cocinando salmón en una salsa especial de mariscos, por lo que al invitarnos, Gaby era la encargada de pasar por nosotros. Al subir al auto me sorprendió la maleta de mano que Er había preparado, pues la idea era jugar "Cashflow" después de cenar y pasar el sábado juntos.

Desde el platillo de entrada, hasta el postre preparado por Gaby, todo estuvo delicioso. Lástima que Jeff se dejara llevar por su instinto y no apuntara que utilizó en la crema de mariscos, porque literalmente estaba mortal.

Para jugar "Cashflow" se requiere tener paciencia y amor por los juegos de mesa, pero con las 3 horas que jugamos entre el viernes y el sábado, aprendí varias cosas interesante. Esta vez interpreté el papel de un mecánico con esposa e hijos al que solo le quedaban libres unos cientos de dólares al mes para vivir. Se trata de aprender jugando como salir de la rutina de trabajar solo para pagar las cuentas y entrar a un ciclo que te permita adquirir activos rentables que aseguren un nivel de vida. Tampoco vayan a pensar que cambié de religión o de ideología luego del jueguito, pero hay que tomar los bueno de las cosas y desechar lo malo. Quedó para otro día terminar de jugar.

El sábado por la noche acompañamos a tía Lilly y Jeff a una fiesta en Virginia, donde un amigo irlándes suyo que regresaba de un viaje por Colombia. Además de un rencuentro de viejos amigos, la reunión implicaba celebrar una tradición celta, pues a partir de esa noche los días empezaban a ser más largos, no estoy seguro si era por el solsticio de invierno.

No van creer que pudimos saborear esa noche: ceviche de plátano verde preparado por manos ticas. Varios de los vecinos del anfitrión eran centroamericanos y entre ellos habían unos coterráneos. Así que las conversaciones tenían varios acentos, incluído el latino.

Estoy seguro que algunos de ustedes se quedaron pensando que pasó con la celebración celta. Pues no tuvimos que hacer ninguna clase de círculos alrededor de una fogata, en medio del bosque y disfrazados con algún atuendo particular. Se trataba de compartir un tiempo especial, no olvidando las raíces. Así que tres de los asistentes, quienes supongo tienen ascendencia irlandesa, nos dedicaron un repertorio de canciones apropiadas para la celebración.

Les prometo que yo también voy a ser fiel a mis raíces y en la próxima fiesta patria invitaré a comer platos típicos con un baile folclórico incluido (de algo servirá haber bailado el punto guanacasteco en la escuela).

domingo, 22 de febrero de 2009

8. Semana movida

La semana que recién concluye se fue "volando", debido a que solo fue de 4 días. Aún así, el estilo de vida es más rápido al que estaba acostumbrado y los días de invierno duran menos. En el trabajo pasé bien ocupado y regresaba a casa bien cansado, por eso me disculpo de mi ausencia.

El jueves pasado (19/2/2008), el BID inició las actividades de celebración de sus 50 años. Ese día tenían organizado la develación de un busto para el primer presidente de la Institución y una pintura para el tercero de ellos, Enrique Yglesias. En estos 50 años el BID solo ha tenido 4 presidentes, ¿señal de que está dirigido por latinoamericanos? Al inició no quería quedarme en la actividad, pero algunos compañeros me insistieron que era una buena forma de socializar. Tenían razón, porque la mayoría del tiempo pasamos encerrados en nuestras oficinas sin ningún contacto más que con la pantalla de computador y en vez de ir a la oficina de un compañero le envíamos un correo. La pasé muy bien con Fazia, Miriam y Sebastían, compañeros de área y con Xinia, una tica que trabaja en RR.HH. En las próximas semana habrán actividades culturales a las que espero asistir, luego les cuento.

Ese día estaba un poco indispuesto por la comida del almuerzo, por lo que me limité a degustar el Malbec español que generosamente servían los meseros acompañado solamente con unas pequeñas empanaditas de pollo. Mi indisposición se debía a la "ropa vieja cubana", un estilo de carne mechada con condimentos de la isla. La soda-comedor del BID ofrece al menos 7 opciones de platillos diarios, principalmente de origen latinoamericano, así que hay bastantes opciones a un precio cómodo, pero ese día no había pollo ni pescado. Así que me di cuenta que mi estómago no "lava muy bien ese tipo de comida!!!

Las copitas de Malbec me permitieron regresar a casa bien "abrigado", a pesar que la sensación térmica estuviera por debajo del punto en que el agua se vuelve sólida.

lunes, 16 de febrero de 2009

7. Día de la Amistad y fin de semana largo.

El fin de semana comenzó el viernes a las 6:30 pm, con un concierto de piano y volín ofrecido por el Centro Cultural del BID. Dos célebres músicos croatas nos ofrecieron un excelente recital que incluyó varios temas latinoamericanos. La audiciencia ovacionó de tal manera a los músicos, que en cierta forma los obligó dos veces a volver a escena. Desde temprano la sensación térmica nos auguraba una fría noche, por lo que una vez terminado el concierto decidimos no deambular mucho por Washington.

Tomamos una buena decisión, pues al llegar a casa nos esperaba una video-llamada de nuestra familia. El fin de semana anterior habíamos adquirido una webcam, uno de esos instrumentos tecnológicos bastante utilizados por los muchachos de hoy, que en nuestro caso solo se hizo necesario ahora que nos encontramos lejos de la familia y amigos. Así que los siguientes días, estas conversaciones cara a cara por medio de la red se hicieron frecuentes entre los familiares que también adquirieron la mencionada "camarita". Así que ya saben, si disponen de la misma podemos comunicarnos un día de estos.

Por cierto, feliz día de la amistad. Espero que lo pasaran muy bien y que recuerden que hay amigos que son como las estrellas: aunque algunas veces no los vemos, sabemos que siempre están ahí. Un abrazo muy grande en el día de la amistad.

Como buenos amantes de los juegos de mesa, compramos un Monopolio edición especial, donde las propiedades son ciudades del mundo y donde ya no se juega con billetes. El juego trae seis tarjetas de débito y el jugador que hace de banquero dispone de un dispositivo que debita y acredita a cada jugador su dinero. Así que las transacciones financieras del jueguito se realizan como en la realidad, con un cajero electrónico. Debo confesar que por querer mantener propiedades a ambos extremos del mundo y visitar tan a menudo la ciudad santa, Jerusalén, perdí el primer juego.

Este lunes fue feriado, Día de los Presidentes, por lo que DC es bastante visitado ante las actividades que se organizan. Nosotros teníamos una visita pendiente al Museo en recuerdo del Holocausto, sitio que Ericka no pudo visitar en nuestra anterior estadía. Luego de 4 horas de un recorrido en silencio, solo les puedo decir que es cierto que no se deben olvidar los errores, para no volver a cometerlos.

Bendiciones a Pablo y Marcela, mi hermano y cuñada, ayer fue un día especial para ellos.

miércoles, 11 de febrero de 2009

6. Un aficionado más a la distancia

Los canales deportivos que ofrece la compañía de cable solo iban a transmitir el partido USA-México, por lo que apenas llegué a la casa intenté suscribirme a Teletica o Repretel para poder ver el partido CR-Honduras. Pues resulta que como hay derechos de transimisión, ni siquiera pagando la suscripción iban a transmitir el partido. Me acordé que Radio Columbia transmite su señal por la red y tuve que conformarme con esto.
Hace muchos años nuestros abuelos dejaban volar su imaginación con las narraciones radiofónicas, hoy yo tuve la oportunidad de utilizar mi imaginación para ubicarme en la gradería de sombra oeste. Ahí canté el himno con la misma emoción que los asistentes al estadio y pude celebrar los goles abrazando a mis compatriotas invisibles. También hice la llamada de rigor a mi primo, cuando no estamos juntos viendo un partido de la Sele o del equipo de nuestros amores.
Creo que la computadora y los audífonos serán mis fieles compañeros durante esta eliminatoria para el mundial. Espero que cuando sea el turno de que la selección de fútbol de CR venga a estas tierras, tenga la oportunidad de hacerme presente con mi bandera patria. Puede ser que se repita lo que sucedió hace 10 años, cuando salí en televisión mientras se cantaba el himno nacional de CR en un partido en Chile.

lunes, 9 de febrero de 2009

5. Luego de dos semanas

El viernes pasado (6/2/09) logré al fin obtener mi número de seguro social, luego de una fila de dos horas en pleno centro de Washington. Ya tengo una de los principales identificaciones, ahora solo esperar otras dos semanas para que llegue tan ansiado documento y poder abrir cuentas bancarias y empezar un historial crediticio.
Esa noche quedé con Ericka encontrarnos en Dupont Circle y llevarla a Cafe Citron, un pequeño lugar con aires latinos que había conocido en la anterior estadía. Mi amigo Henrinho se acordará bien del lugar, en el cual la música mayoritariamente es latina. Es divertido observar como los nativos intentan bailar la salsa o el merengue como si de música pop se tratara, pero bueno, cada cual es libre de moverse como quiera y como pueda. Tuvimos que esperar como tres cuartos de hora por una mesa, pero la cena valió la pena, pues las gambas al ajillo estaban "mortales", como se diría en mi familia. Solo que tuve que hacerme el fuerte con el chile que traían, nunca se ha dicho nada en contra del Zorro respecto a las comidas latinas (¿ o sí?). El plato de Ericka estaba bueno, pero el postre estaba demasiado, demasiado... según su criterio. Ya saben, si quieren un toque latino, buena comida, música y una atención incomparable: Cafe Citron, a media cuadra de la estación de metro de Dupont Circle, sobre la Ave. Connecticut.




El fin de semana nos hizo un tiempo inmejorable, tomando en cuenta que todavía estamos en invierno, un sol radiante, 15°C y unos atardaceres para continuar en la calle. El clima nos permitió dar un vistazo por la ventas de vehículos que están en los alrededores, imaginen 7 concesionarias en fila en la misma calle. El problema es que solo podemos comprar de contado, por las razones expuestas en el primer párrafo. Así que esperaremos ahorrar lo suficiente para dejar de ser peatones. No obstante, el servicio de transporte público es muy eficiente, por $1,35 puedes ir a donde quieras, solo hay que saber correctamente el número de bus que hay que tomar. Por ejemplo, el domingo que fuimos a visitar a Gaby, tía Lilly y demás familares y nos aventuramos con la línea 61 a Germantown, el resultado fue que llegamos una hora después de lo previsto y tuvieron que irnos a buscar a una gasolinera. Pero bueno, habíamos metido cabeza de que podíamos llegar solos; para la próxima ya sabemos que es la línea 78!!! Al menos pudimos disfrutar por varios minutos de la luna que había esa noche. Recordé las historias de mi madre sobre las perdidas que se daba mi abuelo cuando salía a pesear.

Por otro lado, saludos a nuestros sobrinos Sergio y Hellen que el sábado pasado se unieron al club de casados. Esa noche nos llamaron mientras la mayoría de la familia estaba reunida y el domingo llamamos al resto de ella, es lo único difícil de esto: la distancia. Mañana cumple mi amigo del alma Rolito (autor del Diario de la tormenta), espero que su día sea como el del pronóstico: cielos despejados y sol radiante. Muchas bendiciones Rolo, abrazos desde acá.

miércoles, 4 de febrero de 2009

4. Todo armado

El lunes conseguí el desatornillador eléctrico y regresé a casa con la ilusión de terminar el ensamblaje de todos los muebles que compramos, pero hasta hoy lo logré (4/2/09). Requiere de un poco de paciencia conforme se arman muebles más complicados. Como entederán mi color preferido es el negro, así que negocié con Er para que los muebles del cuarto guardaran relación con mis preferencias. Les adjunto una foto de como quedó la obra final de mi trabajo nocturno.

Como hoy nos instalaban la señal de cable, intenet y la línea telefónica en el apt., teníamos que tener todos los instrumentos necesarios para dicho servicio. Eso hizo que tuvieramos que comprar TV con carácter de urgencia. Pues bien, esta semana hay promociones para estos artículos dado que a partir del 15 de feb solo se emitirá señal de TV en formato digital. Así que ayer me vine en Metro con una "cajita" bastante discreta donde traía mi nuevo electrodomestico. Venía "ojo al Cristo", acostumbrado a que en mi país esa aventura hubiera terminado de otra forma.

Algo a lo que he tenido que acostumbrarme es a las descargas eléctricas que recibo a cada momento por la estática. Como el apt. está alfombrado, al igual que el lugar donde trabajo, cada vez que toco algo metálico recibo una pequeña descarga. Ya nadie me quiere dar la mano al saludarme, pues al parecer es algo particular en nosotros. Las mayores descargas las recibo cuando abro puertas, por lo que a veces debo recurrir a toda clase de ingenios para evitar los "jalonazos" (por el momento solo cargo el látigo, que es de cuero).

Como estos días ha caído nieve en la madrugada, tenía problemas con mi zapatos de trabajo. Así que observé como resolvían los demás ese problema. La solución era sencilla pero con poco "glamour": usar zapatos deportivo o con buena suela y cargar los zapatos de vestir. Algunos desinhibidos utilizaban tenis bastante pintorescas (de color amarillo huevo) con trajes de diseñador y llevaban sus zapatos en el maletín. Aunque a algunos de ustedes queridos lectores se le salten los ojos ante tal medida, he tenido que recurrir a ella. Pues sí, el Zorro a falta de su fiel "caballo negro", ha tenido que recurrir a unas "Nike" del mismo color para transportarse.

martes, 3 de febrero de 2009

3. En el nuevo apartamento.

Hoy por fin nos entregaron el apartamento que alquilamos (1/2/09), vivimos muy cerca de una estación de Metro (Shady Grove) y en un área que muchas facilidades, King Farm.

Durante la última semana, tanto Gaby como tía Lilly, nos han llevado a varias tiendas donde hemos podido comprar lo necesario para instalarnos. Desde algo tan básico como la cama y el colchón, hasta lo más simple como una vasijita para moler las especies. No crean que ya tenemos de todo, pues había que ajustarse a un presupuesto inicial y al hecho que no todo lo imaginable cabe en un vehículo. Pero el Zorro puede desayunar sus típicas tostadas antes de ir a trabajar y Ericka puede hacerse sus batidos de frutas matutinos.

Cuando fuimos a IKEA, una tienda con muebles daneses que armas tu mismo, visualicé una mesa que desde mi óptica sería muy útil: sirve para tomar los alimentos, durante el resto del día será el escritorio de Ericka y por las noches es el aplanchador donde alisto mi camisa para la siguiente jornada. El problema con estos muebles, como mencioné anteriormente, es que vienen en cajas bastante compactas y es uno el que debe armar absolutamente todo. Como entenderán este Zorro es hábil con la espada y el látigo, pero con el desatornillador es otra historia. Mañana trataré de buscar uno eléctrico, que me permita armar los muebles del cuarto sin tanto costo (los 25 tornillos de la mesa fueron todo un calvario).

Mañana extrañaré a mi fiel caballo negro con motor de 250 c.c., pues aquí debo cambiarlo por un asiento en el metro. También nos ha hecho falta mi otro corcel blanco, pues a pie las distancias aquí se vuelven gigantescas. Mi consuelo es que ambos quedaron en buenas manos y sé que pronto se acostumbrarán a sus nuevos dueños. Ahora espero que con las oportunidades del momento, pueda adquirir otro fiel amigo de cuatro llantas mediante algún “leasing” barato. Así los fines de semana, el Zorro no tendrá que cargar la espada y el látigo a pie.

sábado, 31 de enero de 2009

2. Los ángeles sí existen

Desde muy corta edad, la mayoría de los fines de semana y vacaciones los pasaba en casa de mi tía Maruja, mi segunda madre o una especie de abuela. Recuerdo una época de mi adolecencia cuando me interesé en cierta literatura disponible en la pequeña biblioteca de la casa de mi tía: la existencia de los ángeles. Era un tema que no le interesaban a ninguno de mis amigos, pero al cual le dedique varias horas de lectura, sacrificando tiempo de practica deportiva (mejengas para los entendidos). Según uno de aquellos libros, los ángeles pueden tener dos formas: la espiritual, en la cual no los vemos pero podemos sentir sus acciones; y la física, es decir, están entre nosotros de forma visible.

A lo largo de mi vida me he dado cuenta como los ángeles sí existen. Con forma humana se han presentado en muchas ocasiones para brindarme su ayuda.

Cuando arribamos a este país, varios ángeles han aparecido en mi vida. Aquí, no se es nadie sin un número de seguro social, una identificación emitida por las autoridades o un historial de crédito, por eso es que la ayuda que nos ha dado Gaby, tía Lilly y el resto de su familia ha sido vital para Ericka y para mí.

No solo nos han acogido en su casa, haciendonos sentir como parte de la familia, mientras conseguimos apartamento, sino que se han esmerado por darnos los mejor de ellos y ayudarnos con todo lo necesario para que logramos instalarnos. El tiempo y los recursos que nos han dedicado durante esta semana no dejan duda de que son ángeles que han bendecido nuestra vida. Sí existen, los teólogos que escribieron esos libros tenían razón, viven entre nosotros y practican lo que el Maestro enseñó en su tiempo: amarás a tu projimo como a ti mismo.

Vivo con la esperanza de que si aplico lo mismo, también pueda convertirme en un ángel en la vida de alguien más.

miércoles, 28 de enero de 2009

1. La llegada

Todo empezó hace unos cuantos meses atrás, cuando me ofrecieron un contrato como consultor en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Washington DC. Se concretó a finales del 2008 y el 26 de enero del 2009 ya nos encontrabamos volando para esa ciudad.

Llegamos al filo de la media noche a DC y nos trasladamos a un pequeño hotel de paso (para no usar anglicismos, uno que ofrece cama y desayuno) cuyo nombre era "The Inn at Dupont Circle "(aquí si debo respetar el nombre). Nos habían dado la clave de la puerta principal de antemano y nos dejaban la llave del cuarto sobre la chimenea, pues cuando hicimos la reservación (en el aeropuerto de CR) avisamos que llegabamos de madrugada.

Les cuento que es el mejor cuarto en el que he estado en un hotel de este tipo; al día siguiente Caroline (la administradora) nos mencionó que "algo" le había dicho internamente que tenía que darnos la mejor habitación con descuento. Al parecer algunos personajes que trabajan para la Fundación Bill Gates llaman a menudo para reservarla, así que se imaginarán que afortunados fuimos para enfrentar nuestra primera noche con temperaturas heladas.

Caroline hace sentir muy bien a sus huespedes y los chinea con su variado menú para el desayuno. La mañana del martes (27/1/09) compartimos mesa con dos chilenas que llevan una semana de vacaciones en DC, Virginia y su hija Fabiola. Me trasladé 10 años atrás cuando vivía en Santiago de Chile y las personas te saludaban con un "¿cómo estai?". Al final resultó que Caroline también era latina, así que fue un desayuno provechoso en anécdotas y viejos recuerdos. Ese día fue la primera nevada del año en DC, el clima nos estaba recibiendo con su mejor vestido blanco.

Alrededor de medio día íabamos rumbo a Germantown, Maryland, a la residencia de Gaby y su familia. Ellos nos hospedarían en su casa hasta que conseguir un domicilio propio. Precisamente, el miércoles (28/1/09) tía Lilly nos llevó a unos condominios muy cerca de su casa, los cuales le gustaron mucho a Ericka, no obstante son lejanos a la estación del metro, algo crítico para mí pues debo viajar a Washington DC para el trabajo. En la tarde Gaby nos llevó a otros condominios donde finalmente decidimos vivir. El apartamento esta en "King Farm" un suburbio de Rockville (también en Maryland) y a unas cuadras de la estación de metro, lo que va a facilitar mi transporte al trabajo.

Estamos muy agradecidos con Gaby, Tía Lilly y el resto de su familia, pues no solo nos han hecho sentir en casa, sino que nos han ayudado un montón en momentos que no somos nadie en este país. Que Dios los bendiga grandemente.